La “crisis” de los 30 (y tantos)

Crisis de los 30

¿Qué estamos viviendo las mujeres de 30 y tantos?

Los tiempos indudablemente han cambiado y una mujer de nuestro tiempo cuando llega a la década de los 30 no vive la realidad social y económica que vivieron nuestras madres o nuestras abuelas. El tiempo ha variado, ahora las mujeres tenemos más libertad y ese papel únicamente de madre, esposa y ama de casa, aún siendo una alternativa maravillosa si es por libre elección, se ha quedado anticuado para muchas de nosotras.

Ya no se percibe el trabajo como para toda la vida, ni los jóvenes se independizan a una edad tan temprana como la de nuestros abuelos, también se retrasa la llegada de los hijos, si es que llegan. A todos estos factores se le suma que la mujer vive una época de empoderamiento. La mujer empieza por fin a ser dueña de su destino y a cuestionarse tradiciones que llevaban arraigadas muchos siglos. Han entrado en la edad adulta con el movimiento feminista y quizás las generaciones anteriores no lo entiendan.”

Por todo esto muchas mujeres llegan a los 30 sin una relación sentimental estable, sin hipoteca, sin un trabajo con contrato fijo, sin tener claro si quieren o no ser madres o incluso a qué se quieren dedicar para lograr un desarrollo profesional pleno y satisfactorio. “La generación de los millennials ha sido descrita como la generación Peter Pan puesto que hay una tendencia en postergar decisiones que antiguas generaciones tomaban a una edad más temprana”

La crisis de los 30

La edad de los 30, un momento crítico en la vida de casi toda mujer, pero que al verle el lado positivo cambiará tu perspectiva de llegar al “tercer piso”. Llegar a esa edad es llegar a un momento de vida en donde se hace un recuento de lo conseguido y lo que falta por alcanzar, entonces me pregunto: Hago el recuento por mi o por presión social?

Cumplir 30 implica haber logrado metas y objetivos que nos hemos propuesto en el transcurso de nuestra vida. Tener una carrera profesional exitosa, vivienda propia, una pareja estable y hasta un hogar con hijos, estos son algunos que tal vez muchas mujeres desean haber cumplido al momento de llegar a ésta edad. Algunas han lo han cumplido a cabalidad, otras visualizan su vida hacia atrás y se encuentran con que lo que habían planeado, no se ha cumplido en su totalidad y con que aún hay proyectos a futuro por cumplir.

Pero, Ningún éxito, personal o profesional, está determinado por tu edad. Anna Wintour, la icónica editora de moda, se convirtió en directora de Vogue a los 39; Vera Wang decidió convertirse en diseñadora de vestidos de novia a los 40; Julia Child, una de las chefs más famosas, ¡aprendió a cocinar a sus 40! ¿Ves? Ningún éxito está dictado por tu edad y a los 30, tu vida tiene todas las posibilidades de empezar a florecer.

EL SISTEMA YA NO NOS ACOMODA Y ESA ES UNA REALIDAD. ESTÁ EN NOSOTRAS ESCUCHARNOS, ENFRENTARNOS A LOS MIEDOS, A LOS LÍMITES Y COMENZAR A INTEGRARNOS PARA SER QUIEN VERDADERAMENTE SOMOS Y ASÍ CREAR LA VIDA Y EL MUNDO QUE ESTÉ MÁS ALINEADO A LO QUE AHORA ES IMPORTANTE.